viernes, 1 de noviembre de 2013

10K de la Luz 2013

La carrera de la Luz se corría tradicionalmente el 8 de Diciembre en la ciudad de Cali.  En 2011 había hecho 54:58 y en 2012 54:18.

Para este año quería ponerme como meta acercarme a los 50 minutos y armar un plan de preparación para lograrlo, pero tras correr la media maratón de las Flores me di cuenta que la carrera este año había sido adelantada al 27 de octubre. Esto me dejaba solo con 7 semanas, que descontando la semana de descanso después serían solo 6 semanas de preparación. Pensé que sería insuficiente pero igual decidí intentarlo. 

Armé un plan de preparación muy relajado, sin entrenos en días consecutivos, con 3 semanas de salidas a ritmos por encima de 6:30/km en distancias muy manejables (la más larga de 8,7K) y combinando un poco de fortalecimiento en gimnasio. Y en las últimas 3 semanas solo distancias cortas (<5K) con ritmos entre 4:30 y 5:30 por Km según la distancia.

Total que el día de la carrera no cargaba ningún estrés, no sentía ningún cansancio, sentía que mi cuerpo podría darlo todo y me sentía confiado por los ritmos que había logrado mantener en los entrenos de las últimas semanas. Sin embargo era conservador con mi meta y esperaba estar rondando los 52:00

Nuevamente corría en compañía de mi esposa; bueno, correríamos la misma distancia pero a ritmos diferentes así que salimos juntos y "nos vemos en la salida".  Jaime, mi tradicional compañía en las carreras que se organizan en Cali no alcanzó cupo así que iba por mi cuenta.

La carrera arrancó muy rápida, con un nuevo recorrido muy bonito pasando al lado del río Cali. Me sentí fuerte y decidí apretar para pasar gente y evitar los trancones (ya me creo el cuento de que hago parte de los rápidos).

Un detalle importante es que olvidé llevar mi cronómetro, así que me tocó adivinar el tiempo que llevaba en carrera en mi reloj de manecillas. Al pasar por el punto de 2 kilómetros creí ver que iba con un tiempo de 11:30, pero perfectamente podía ser 10:30. No estaba seguro pero la confusión me hizo apretar el ritmo.  Para mayor confusión no vi la señal del Km 3 y cuando llegué a un punto de hidratación pensé que correspondía al Km 3 y miré el tiempo y leí 18 minutos. Estaba muy agitado porque había apretado el paso desde el Km 2 y al ver el tiempo pensé que iba a ser el peor 10K de mi vida.  Me tomé con calma el paso por el punto de hidratación, incluso tomé bebida isotónica caminando mientras recuperaba el aire y volví a la carrera con un paso alegre pero sin presiones. Y de repente llegué al Km 4. Miré de nuevo el reloj y estaba en 21:30. Supe que estaba de nuevo en carrera y que podía acercarme al 52min! Decidí controlarme para no volverme a agitar tanto pero no lograba sentirme a gusto con el paso. En mi mente empezaba a criticarme por no haber hecho entrenos largos y me costaba trabajo concentrarme en la carrera.  


Finalmente los kilómetros se consumieron y llegué a la parte final. Después de pasar el Km 8 volví a creer firmemente en mi. Calculé que estaría por encima de 52 pero definitivamente mejorando mi tiempo. Apreté un poco pero me di cuenta que tampoco me daba para mucho. Finalmente el último Kilómetro (que tiene una pendiente importante en subida) lo hice sin apretar tanto como habitualmente lo hago. Al terminar la pendiente me sorprendió la meta porque recortaron la última recta en unos 200 metros.  En esa recta vi que el cronómetro oficial estaba por debajo de 52 min y calculaba que mi tiempo chip estaría 1:30 por debajo. No lo podía creer! 


Finalmente mi tiempo fue de 50:22. Estuve muy cerca de hacer el sub50, pero durante el recorrido nunca me lo creí.   En este momento no estoy seguro si el problema fue por mi falta de cronómetro o porque había problemas de marcación de kilometraje.  Los dos últimos kilometros los hice demasiado rápido, casi a 4min/km, lo cual está muy por debajo de mis mejores marcas.

Mi esposa también mejoró su tiempo así que ambos salimos contentos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario